LA PELEA FINAL


El nuevo Boo destruyó la Tierra sin pensarlo; probablemente el causante indirecto de esto fue Vegeta, ya que lo primero que le dijo fue que era asunto suyo si destruía la tierra, mientras peleara con él y con Goku; entonces, Boo, interpretando sus palabras en el sentido más extremo, decidió destruírla. Son Gokū y Vegeta sólo tuvieron tiempo de agarrar a Dende y Satán, y el ataque los habría matado de no ser porque (por orden de Ro Kaio Shin) Kibitoshin, al teletransportarse a la tierra a ayudarlos, se cruzó directamente en su camino mientras escapaban; inmediatamente Goku, llevando a los demás, tomó su mano, a la vez que Vegeta sujetaba a este de la ropa y Kibito Shin los transportó sin perdida de tiempo al Planeta Kaiō Shin. Boo se transportó allí (tras haber estado a punto de destruír el Planeta Gran Kaio mientras buscaba a Goku y a Vegeta). para continuar la lucha. Goku y Vegeta confiados y juntos decidieron no fusionarse y tras echarlo a suertes Gokū inició el combate. Aun en Super Saiyajin Nivel 3 Goku lo pasaba realmente mal contra este Boo realmente feroz que no le daba un respiro y aunque kid buu tenia el mismo poder que Magin Buu Gotenks Goku peleo por un momento casi a su mismo nivel. Vegeta luchó contra él mientras Goku reunía suficiente energía para destruirlo. Sin embargo, al estar vivo, el estado de Nivel 3 era desventajoso, gastando demasiada fuerza en poco tiempo y volviendo a su estado normal. Boo derroto a Vegeta Super Saiyajin Nivel 2. En ese momento Mister Satán creyó que estaba soñando, y desafió a Boo, evitando que acabara con un Vegeta considerablemente maltratado, para un segundo más tarde suplicarle perdón. Sin embargo en ese momento Boo expulso al Boo Bueno que había quedado dentro de él lo que causó que se debilitara llegando a sus poderes originales. Empezó la lucha entre ambos Boos debido a que Goku no tenía energías y Vegeta estaba moribundo, el original era más fiero y parecía inagotable decantando la pelea a su favor hasta que el Boo Bueno se quedó sin fuerzas.
En ese momento Vegeta ideó un plan: los Kaiō Shin y Dende debían ir a Namek para convocar a Polunga, y pedirle 2 deseos: Que la Tierra volviese a existir y resucitasen todos los que habían muerto desde el día en que se realizó el último Torneo de las Artes Marciales (sin embargo, Dende lo pide a Polunga como: "...desde que un mago llamado Babidi llegó a la Tierra"), excepto los extremadamente malvados, para que así Gokü creara la Chō Genkidama, en la que cada terrícola daría su energía voluntariamente. Con la ayuda de Kaiō Sama del Norte, Vegeta se comunicó con todos los terrícolas, pero a causa de su prepotencia al pedir que se cediera energía a Goku, no consiguió convencer más que a sus amigos; Son Gokū tampoco consiguió muchos más apoyos, pero fue Mr. Satán quien consiguió que casi toda la población humana cediese su energía para acabar con Boo. Mientras Gokü reunía la energía, Vegeta volvió a enfrentarse una vez más a Boo para distraerlo, aunque estaba tan debilitado que no podía convertirse en Super Saiyajin, aun así mientras recibía una paliza, logra hacer algo de tiempo, para que Gokü completara la Chö Genkidama con el poder necesario para destruir a Boo.
Son Gokū casi no tenía energía para lanzar la Chō Genkidama y Boo, utilizando su potencial al límite, estaba logrando devolvérsela, pero gracias a que Vegeta tuvo la idea de usar el último deseo a Polunga para que Gokü recuperara su energía, pudo transformarse en Super Saiyajin, y lanzo la Chö Genkidama con la energía de todos los terrícolas para acabar con el monstruo, salvando el universo una vez más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada